Oración de la Sangre de Cristo

Oración de la Sangre de Cristo
Enviar plegaria a Dios

Con el Poder de la Sangre de Cristo, a través de la oración y la veneración, nos aferramos para que nos proteja y de esperanza de seguridad a nosotros sus fieles creyentes. Jesús, enfrenta a las fuerzas del mal, para que no nos hagan daño y nos mantiene bajo su protección en cualquier lugar que nos encontremos.

Con el Poder de la Sangre de Jesús, hacemos un escudo espiritual, que no permite que actúen las malas influencias. También le pedimos a Jesús, que proteja nuestros hogares, empleos, junto con nuestra Santa Madre Dulce Virgen María, siempre pura y todos los ángeles del cielo.

Con el Poder de la Sangre de Cristo, se crea una coraza que no permite que nada ni nadie, cause daño alguno a nuestros familiares, allegados, vecinos, solo Jesucristo nos provee de los alimentos y las cosas necesarias para poder vivir, pues nuestro Padre Victorioso fue quien todo creó.

Al invocar el Poder de la Sangre de Cristo, logramos conectarnos para hacer que Jesús nos ayude a solventar cualquier problema, por muy difícil que parezca, evita que nos hagan daño, en ningún rincón familiar, ni tampoco donde trabajamos y vivimos.

oracion la sangre de cristo

Oración de la Sangre de Cristo

Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes,  pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ella
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

Amén.

Recomendaciones para rezar

Cuando rezamos esta oración, procuramos nombrar a las personas, instituciones, empresas, para hacer las intenciones a la cual va dirigida. En la oración del gran Poder de la Sangre de Cristo, se puede pedir por los bienes materiales como: autos, calles, autopistas, viviendas…. que utilizamos regularmente, como también poner nuestras mentes, ilusiones, acciones y corazones de toda la población, gobernantes de nuestros países, para que sean honrados y trabajen desinteresadamente con la finalidad de obtener el bien común.

Señor, danos la paz, te agradecemos porque por tu Pasión, Muerte y Resurrección, alcanzaste la Salvación del mundo entero. En esta oración católica, se pone de manifiesto, la ferviente devoción que tienen los feligreses, donde se busca hablar con Dios, de una manera directa, a través de Cristo Redentor, nos reconciliamos con Dios, para que no perduren nuestros pecados.

Cuando logramos que nos escuche, debemos traducirlo en obras buenas, siendo buenos cristianos, pacientes, saber servir al prójimo, dar amor, practicando la caridad, cuando sonrías y brindas paz sincera, cuando no se envidia, no se ofende, se es tolerante.

Dios nos mandó a su único Hijo a la Tierra, para que lo conozcamos, por medio de Él, tengamos vida; de esta manera nos dió todo su amor, que es infinito, Dios nos ha bendecido con ese amor eterno, la prueba mayor de este amor, es la muerte de Jesucristo, que murió por nosotros, para lograr la salvación.

El hombre, por ser humano, es de por si imperfecto, no está satisfecho a lo largo de su vida, constantemente está en la búsqueda de un verdadero destino, esperando encontrar una vida mejor, más allá de la muerte.

Dios ofrece la salvación de la humanidad. Jesús es el mensajero de esa salvación, Cristo resucitó y vive sin fin en la eternidad, su vida no tendrá término, Él subió a los cielos y está a la diestra del Padre.entero, gracias Señor,

Dios te Ama

Queridos Amigos de Hablar con Dios, les dejamos esta poderosa oración,  la cual pueden realizarla por las noches antes de dormir, al despertar o en cualquier momento de sus vidas, recuerden siempre que nuestro Señor Jesucristo esta siempre en nuestras vidas y tenemos que agradecer el pan que nos brinda cada día.

Dios siempre guía nuestro sendero, nos ayuda a no caer en la tentación, perdona nuestros pecados, es la luz de nuestras vidas, es nuestro consuelo en los momentos más difíciles y duros, por lo que siempre tenemos que agradecerle con un Padre Nuestro.

Debido a la obra que hizo Jesús, sus prédicas, los milagros, la gente de la época lo condenó a Muerte, injustamente, pues existía temor en las autoridades judías y romanas de que les quitaran el poder político, nada más lejos de la realidad, pues Jesús era un maestro del amor, de la reconciliación, de la justicia y armonía. Jesucristo vivió su Pasión y Muerte como un fracaso en ese momento, al principio, por ello, llegó a preguntarse en la Cruz: ” Dios Mío, Porque me has abandonado? “.

Pero aún así, se puso a la disposición del Padre Todopoderoso. Jesús sufrió mucho por nosotros, bendita sea la Sangre de Cristo! Gracias Señor Jesús, por ser nuestro Salvador, óyenos Señor, con tu Santísima y Preciosísima Sangre redimiste al mundo entero, gracias Señor,

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>